Preciosa primera etapa de una serie de torneos que pretende visitar varios barrios montevideanos, dándole participación a decenas y decenas de niños que desean sumarse al ajedrez competitivo oriental.

En el arranque, fue Malvín, y su teatro Alfredo Moreno, que se vistió con sus mejores galas para recibir a 55 jóvenes que dejaron inscripto su nombre en esta primera etapa.

El evento, como muy bien lo resaltó Germán Estoyanoff en una nota realizada hace unas semanas, consta de tres categorías:

en una los más pequeños, integrantes de la sub-8,

en otra quienes pertences a las categorías sub-10 y sub-12,

y luego los sub-14-16 y 18.

El campeonato fue válido para el elo nacional, y muchos jovencitos aún cuentan sus partidas y luchan por entrar en ese mágico mundo en el que los númeritos los puntúan y califican.

Fueron dos días de gran entusiasmo en el que se jugaban las partidas con todo el fervor y la entrega de siempre, para luego de finalizadas, dejar esa competencia para en una sala contigua analizar errores,  disputar alguna partida rápida, o quizás jugar pasapieza.

Todos tienen mucho para rescatar y crecer, las partidas quedaron escritas, para que con sus profes se sienten a buscar errores cometidos y hacerlos desaparecer en la etapa que sigue.

Equivocarse es tropezar; corregir es levantarse, seguir caminando es triunfar. Aquí se gana y se aprende y así hacemos este camino.

 

 

Los más pequeños

 

Fueron 14 y todos ellos con mucha capacidad y proyección de futuro. Algunos hacían por primera vez ésta experiencia y en sus ojitos se veía el brillo por el entusiasmo al empezar su primera partida.

Junto con los debutantes, también había experientes, niños que a pesar

de su corta edad ya tienen varios torneos en su memoria.

El mejor fue Germán Olivera, talentoso integrante del Club Colonia y alumno de Nicolás Salchi, que confirma todo lo bueno que vino haciendo este año.

Hay que recordar que en el mes de mayo hizo un lindo torneo regional, clasificó al Nacional y  en Melo, logró un tercer puesto a nivel nacional.

Los tres primeros puestos de esta categoría terminaron empatados en 4 puntos, y se ganaron entre ellos, lo que demuestra la gran paridad que hubo entre lo mismos.

El campeón cayó ante Mateo Ledesma en la ronda dos, y luego sólo supo cosechar victorias.

En segundo lugar se colocó el defensor de La Proa Filippo Lanzilotta, quien al igual que Olivera clasificó en el regional montevideano para las finales en Melo en el mes de mayo y que venía ahora de ganar en forma contundente en la Fiesta del Chocolate en Nueva Helvecia.

Filippo venía arrasando con sus 4 partidas ganadas, pero en la última debió inclinar su rey ante quien fuera el campeón, al igual que le había pasado en el clasificatorio para el Nacional.

El tercer lugar se lo adjudicó el más pequeño de todos, Mateíto Ledesma con sus escasos 6 añitos.

Fue el único que pudo vencer al campeón, y reafirma su rendimiento, ya que en el gran torneo realizado en Nueva Helvecia, el defensor de Los Bohemios, se colocó en la quinta posición dentro de 24 participantes.

 

Todos los detalles pulsando aquí.

 

Para la tabla general que si irá acumulando etapa tras etapa, la puntuación quedó así:

 

1º.- Germán Olivera 10 puntos

2º.- Filippo Lanzilotta 8 puntos

3º.- Mateo Ledesma 7 puntos

4º.- Sebastián Sozzo 5 puntos

5º.- Baustista Aprahamián 4 puntos

6º- Camilo Xiomanini 3 puntos

 

el resto de los participantes 2 puntos

 

La categoría “del medio”

 

Un nivel muy interesante fue el de ésta categoría, la más numerosa (33 participantes), que contaba con jugadores de experiencia internacional, como Leonardo Cucchi quien ya disputó dos Sudamericanos en el exterior (Sucre 2015 y Santiago 2016) y el campeón nacional sub-10 Tomás Aprahamián quien venía de participar hacía pocos días del mundial realizado en Brasil.

Al igual que en la categoría más menuda, muchos hicieron su debut en torneos válidos para la federación en ésta oportunidad, y así fue que debutaron con su planilla y su reloj, lo cual todos saben condiciona y mucho la primera vez que se los tiene a su lado.

El campeón de esta primera etapa fue el vice-campeón uruguayo sub-10 Nicolás Kulik,  integrante del Club La Proa, quien culminó invicto con cuatro victorias y solo unas tablas.

La segunda colocación fue para Tomás Aprahamián también del Club La Proa, también invicto, también con el mismo puntaje, pero ésta vez no se vio favorecido por el sistema de desempate .

El tercer puesto fue para una grata revelación que ha aparecido en los últimos meses en éste ajedrez competitivo y que ya está próximo a conseguir su primera puntuación elo.

Nos referimos a Agustín Ramírez alumno de Salvador Salgueiro, quien ganó tres partidas y entabló con Nicolás y Tomás (campeón y vice), lo que resalta aún más su performance.

Todos los detalles del torneo aquí.

La tabla general puntúa así:

1º.- Nicolás Kulik 10 puntos

2º.- Tomás Aprahamián 8 puntos

3º.- Agustín Ramírez 7 puntos

4º.- Federico Bogao 5 puntos

5º.- Mariano Delgado 4 puntos

6º.- Joaquín Delfino 3 puntos

El resto de los participantes obtuvieron 2 unidades.

 

Los “grandes”

 

Al igual que en la categoría sub-8 la paridad fue la que reinó entre los participantes que nucleaba las categorías más grandes.

Los tres que quedaron abrazados a la primera colocación sólo perdieron una partida, lo que hizo que definiera la clasificación final el sistema de desempate.

El 1, en esta primera etapa fue Bruno Sosa, representante del Club Bohemios, quien se prepara para disputar el Mundial que empezará mañana en la bella capital uruguaya, y tomó este fin de semana como un gran entrenamiento.

Ganó todas, y cuando parecía que se iba con puntaje ideal….tuvo que inclinar su rey en la última partida.

El segundo puesto, fue para quien en la previa aparecía como el gran candidato de la categoría: Aarón Pisano.  Un joven que poco a poco parece recuperar su talento de otros años, y que ganó sus cuatro partidas y sólo cayó ante quien fuera el campeón del torneo.

La tercera colocación, y realizando un gran torneo, fue para Santino Molinari. El joven defensor proísta, cayó en la primera partida ante su amigo Juan Manuel Cayetano, pero después como síntoma de rebeldía, ganó absolutamente todo, hasta al mismo campeón, en la última ronda del torneo.

Santino viene evolucionando cada vez más, en base a su capacidad y entusiasmo, y sin duda está cerca de entrar a la lista de puntuación elo que tanto ansía.

Todos los detalles aquí.

Los puntos para la tabla general quedaron así:

 

1º.- Bruno Sosa 10

2º.- Aarón Pisano 8

3º.- Santino Molinari 7

4º.- Franco Manteiga 5

5º.- Juan Manuel Cayetano 4

6º.- Marcio Rómboli 3

 

El resto de los competidores puntúa 2.

 

 

Ahora a prepararse, unas cuantas semanas, la segunda etapa, viajará unos kilómetros y dejará Malvín para llegar a Piedras Blancas.

Eso será en octubre, y ahí, se escribirá otra historia…..