Final Argentina: Flor Real

Se fue la 9ª.

Pero se quedó.

Pasó a la historia cuando se apagó el andar del último reloj que marcaba los tiempos de ese viernes.

Sigue viva en cada uno de los apasionados ajedrecistas que disfrutan, discuten, comparten, analizan  jugada a jugada del camino que están haciendo estos 14 genios del tablero. Todos apuntan a la misma dirección, quedan cuatro jornadas para saber quien tomó la senda correcta.

La cúspide de la tabla vió llegar a Ernesto Real de Azúa, quien parece que va en busca de cerrar un año para encuadrar. Lidera el torneo argentino, puede llegar a conseguir en él su tercera norma de GM, y si logra el título, se colocaría la corona albiceleste por primera vez en su vida.

 

 

 

En tanto Diego Flores no se despega de la cima. Luego de haber llegado a ella, parece estar dispuesto a no abandonarla y abrazarse a ese primer lugar y quedarse con la copa que tiene su nombre inscripto ya tantas veces.

En algunas oportunidades la victoria le es esquiva, pero hasta ahora su rey jamás debió inclinarse ante ninguna tropa adversaria, y la división de honores le permite seguir ocupando el lugar que todos desean.

 

 

El comentario ineludible es “que le pasa a Mareco”. Más allá que el torneo es difícil para todos, Sandro era uno de los claros favoritos, por ser el 1º en la puntuación elo entre todos los participantes y porque obviamente su nivel de juego así lo manifestaba. Su comienzo de 4 victorias consecutivas y sacar una unidad de ventaja en la recta inicial del torneo hacían presumir que habría campeón por adelantado en esta gran final. Sin embargo luego vinieron dos tablas que apretaron la clasificación y seguidamente tres derrotas al hilo del gran jugador albiceleste.

La conversación está en la calle:

  • ¿le habrá pegado muy duro la primera derrota con Flores?,
  • ¿La falla con Tomás Sosa le afectó sicologicamente?
  • ¿Le darán estas cuatro rondas que quedan para revertir la situación y colocar su nombre en el escalón 1 al final del torneo?

 

Esta vez fue Federico Pérez Ponsa, quien con la victoria ante el dueño del mejor elo argentino llega a 5 puntos y medio y se coloca a solo medio suspiro del lugar al que desea llegar cuando la ronda 13 sea pasado.

 

 

8 competidores separados por una unidad hacen que absolutamente nada esté definido y estas cuatro etapas que se avecinan tendrán una emoción que sin dudas irá en aumento, y ya se supone que el amo del trono argentino se conocerá recién en la última jugada de la última partida de esta gran final argentina.

 

Aquí más detalles.

 

 

 

 

 

Total: 0

Compártelo en las redes

Newsletter