Interclubes en Uruguay: causas de la deserción

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Desde hace ya largo tiempo, decenas y decenas de ajedrecistas orientales esperan con gran ansiedad la llegada del Torneo Interclubes, que reúne a los amantes del 8×8 celeste en un montón de equipos, que superan de forma notoria la cantidad de instituciones que practican este deporte en el país.

Escudo de la Institución Anfitriona

Es que a la categoría A, «el torneo de verdad» como le llaman algunos, y en el que puede competir una sola formación por club, se le fueron agregando con el paso de los años, otros torneos que se jugaron de forma paralela, a saber sub-2000, o sub-1700 (promedio de elo de los tableros que forman el equipo), e inclusive durante años también una rama juvenil y la suma de todo eso hacía que una multitud se hiciera presente, colmando los espacios disponibles.

Más que la competencia en si misma, era el regocijo de quebrar esa lucha individual que siempre plantea el ajedrez, y pasar a sumar como equipo, los cuales muchas veces se formaban por vínculos de afectos más que por méritos deportivos.

Segundos previos antes de empezar la contienda

Hoy dio comienzo una nueva edición de este evento, realizándose en la ciudad de Treinta y Tres.

Y lo que podía pasar al final pasó, se presumían pocos, parecían 10 y terminaron siendo 9 equipos en total, siendo en función de su fuerza un solo participante de la categoría A.

La gente del joven pero muy pujante club Enroque Largo merecía un apoyo mayor de parte de la afición ajedrecistica uruguaya, para de alguna manera retribuir con creces todo lo que ellos dejan por este maravilloso deporte.

También puedes ver:  Panamericano de Guayaquil: la mañana del lunes dejó la segunda ronda

Ahora, más allá de la realidad, que es un interclubes sin la «fiesta»  habitual que provocan la convocatoria de cientos de participantes, ¿cuál es la razón de esa baja concurrencia?

Está bueno mirar y aprender para no repetir.

 

Camperas, mucha lana y el infaltable mate

 

Algunos dicen que esa no concurrencia es un rechazo a la reciente figura creada del «socio federado» que tanta polémica trajo entre los integrantes del mundo ajedrecistico uruguayo. Cómo habrá sido de discutido el tema, que hasta un medio de alcance nacional se hizo eco de esa disputa. (Pulsando aquí la nota de Radio Montecarlo).

El tema era que este Interclubes, era el primero que se disputaba luego de creada esta nueva situación, y era obligatorio para poder participar.

Para muchos abonar las 2 UR que se necesitaban para federarse, más el traslado a Treinta y Tres y el costo de la inscripción se les hacía cuesta arriba

Otras voces opinan que el interior del país convoca siempre menos que Montevideo.

Con el diario del lunes es fácil opinar, pero:

¿pasaba lo mismo si se hacía en Montevideo?

¿hubiera influido de la misma manera la nueva situación creada?

 

Total: 0

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Artículos relacionados