Noticias

La emotiva experiencia con preajedrez de la WFM Gabriela Vargas

Lo que al principio llegó como una pregunta sorpresiva se transformó luego en una experiencia reveladora en la que tanto profesora como alumno terminaron descubriendo capacidades que creían que no poseían.

Cuando a la WFM Gabriela Vargas y su esposo, el IM Ricardo Kropff, que dirigen la Academia de Ajedrez Bobby Fischer en Paraguay, les preguntaron si impartían clases a niños de 3 años, les pareció muy loco.

Pero a partir de la lectura de un libro que aseguraba que era posible enseñarle ajedrez a niños de 3 años, Gabriela decidió aceptar el desafío y así es como recibió a su primer alumno, Alexander.

WFM Gabriela Vargas enseñándole ajedrez a Alexander

La WFM Gabriela Vargas y Alexander en una clase de preajedrez cuando Alexander tenía solo 3 años. Fotos tomadas del Twitter de Gabriela.

“Esta es la foto de la primera clase de Alexander. Él tenía 3 años. Recuerdo que le enseñé a mover la torre en la primera clase. La clase duró 15 minutos. El libro decía que sólo 15 minutos podía concentrarse un niño a esa edad”, cuenta Gabriela desde su cuenta de Twitter.

Haberle dado esa clase de ajedrez a Alexander motivó a Gabriela, que enseguida armó un espacio dedicado específicamente a la enseñanza del preajedrez, caracterizado por proponerle al niño o a la niña una experiencia basada en estímulos visuales, auditivos y de todo tipo para que el aprendizaje sea más efectivo y divertido para ellos.

Espacio de preajedrez muy colorido para niños pequeños

Espacio de preajedrez creado en la Academia de Ajedrez Bobby Fischer de Paraguay por la WFM Gabriela Vargas y el IM Ricardo Kropff.

“Yo estaba aprendiendo con él más de lo que se imaginan y él aprendía conmigo de una forma más divertida que la primera clase”, narra Gabriela en un hilo en Twitter que fue objeto de gran circulación entre la comunidad ajedrecística latinoamericana en esa red social.

Un tiempo después llegó Jimena al sector de preajedrez de la academia y con Alexander se hicieron inseparables.

Juntos competían en muchos torneos Sub-6 y de a poco se fueron superando, jugando ya con personas adultas y demostrando todo lo que habían aprendido.

Hasta que un tiempo antes del Campeonato Nacional paraguayo Sub-8 Gabriela le propuso a los padres de Alexander y Jimena que participasen de esa competencia.

Resultaba un gran desafío para ambos porque con solo 5 años cada uno estarían dando una gran ventaja de edad y de conocimiento acumulado, pero al mismo tiempo sería una experiencia muy enriquecedora para los dos.

Los padres aceptaron y ellos “compitieron de igual a igual ante niños que lo superaban en edad y experiencia ajedrecística. Ellos con 5 años ante rivales muy superiores. Ganaron y perdieron partidas pero aprendieron muchísimo. Por primera vez jugaron sin tener cerca a sus padres”, cuenta Gabriela.

“Ellos solos enfrentando a todos sus miedos. Ellos haciendo lo que más les gusta y aprendiendo a superarse en cada movida, en cada partida. Todo el hilo es para contarles lo orgullosa que me siento de mis primeros alumnos del Pre-Ajedrez”, escribió, y concluyó: “Aprendieron jugando de la forma más divertida y hoy el ajedrez es la pasión de Alexander y Jimena”.

Total: 2
Tags:
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

¡Queremos saber cómo podemos mejorar! Escríbenos sobre tus consultas o sugerencias

Enviando

2018 ©Ajedrez del Sur

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?