Dos celestitos harán flamear la bandera oriental en Guayaquil

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

La delegación uruguaya que participará en el Panamericano de Guayaquil que se realizará entre el 20 y 27 de julio, tendrá solamente dos representantes y ambos serán debutantes absolutos en este tipo de competencias.

Facundo Muniz y Máximo Carlotta Arakelián ambos campeones nacionales de sus respectivas categorías, armarán sus valijas y pondrán dentro de ellas como parte esencial del equipaje, toda la ilusión de  defender a su país en un evento de esta magnitud.

El torneo nacional uruguayo consta de dos etapas: semifinal y final.

Muniz fue campeón en la semifinal capitalina realizada en el mes de diciembre, compartiendo la cúspide junto a otros tres ajedrecistas (Bautista Aprahamián, Tobías Lago y Luciano Bogao), mientras que Carlotta terminó en el puesto quinto, guardando parece todas sus mejores armas para el momento final, en el que se transformó en la gran sorpresa del torneo.

Ésta última se disputó en el mes de febrero en la Torre de las Comunicaciones en su capital, Montevideo.

 

Facundo Muniz, el rey sub-8 celeste

 

Facundo se consagró como campeón absoluto en la categoría sub-8, quedando ubicado de forma solitaria en la cima al sumar 8 puntos y medio luego de las 11 rondas disputadas.  Esta categoría contó con 11 participantes, y se realizó un torneo cerrado, en la que el campeón solo cayó en el debut (ante Bautista Aprahamián), pero bien dicen que es mejor perder la primera partida que la última, ya que después solo cedió unas tablas siendo todas las demás victorias.

El podio se completó con Lisandro Galli y Tabaré Caballero.

 

 

Máximo se mandó un campeonato formidable terminando invicto con 7 puntos y medio, abrazado en la cumbre con quien fuera su escolta Filippo Lanzilotta, pero favorecido por el sistema de desempate.

También puedes ver:  Lucas Coro y Javiera Gómez monarcas sub-20 sudamericanos

Esta categoría sub-10 contó con 9 rondas, de las que el campeón cosechó seis victorias y dividió el punto en tres partidas.

El podio de la categoría lo completó el campeón sub-8 del año anterior, Joaquín Rodríguez Schinca.

Muy meritorio lo de Carlotta quien puso su nombre en el escalón 1,  teniendo a dos enormes jugadores a su lado como Lanzilotta y Rodriguez quienes forman parte de estas competencias desde tiempo atrás y acumulan en sus espaldas varias incursiones por el exterior del país pese a su corta edad.

 

Máximo Carlotta, el monarca de los sub-10 orientales

 

Ambos jugadores son montevideanos y defienden al club La Proa de la capital uruguaya, una de las instituciones que más trabaja con el ajedrez infantil en suelo oriental y que este año se dio el gusto de cosechar de las 12 categorías que premiaba el evento (absoluto y femenino), 6 primeros puestos y varios vicecampeones.

Tanto Facundito como Máximo afinan su preparación, compitiendo y entrenando en estas semanas previas que quedan para el precioso Panamericano que se desarrollará en Guayaquil

Total: 1

Compártelo en las redes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Artículos relacionados